,

Las causas de la mediática muerte de Rita barberá

No fue por la presión mediática sino por un problema de cirrosis

rita barberá murió por cirrosis

Tras la muerte de Rita Barberá el 23 de Noviembre de 2016, todo hacía indicar que su muerte había sido provocada por la presión mediática a la que estaba sometida debido a un caso de corrupción por el que se la estaba imputando.

Tras haber condenado a todos los concejales de su ayuntamiento por corrupción, mientras ella era alcaldesa de Valencia. Recordemos que ella no estaba imputada, y que estaba aforada por lo que no podía estarlo, pero resulta extraño que todos los que estén debajo tuya hayan caído y tu no. Pero recordemos que estas son suposiciones y que ella no había sido imputada por esto.

Las causas de su imputación era por “presubtamente” haber blanqueado nada más y nada menos que 1.000€ de las arcas de su partido, el PP, en el caso Toula. Aunque ella siempre se declaró inconcente de todos los casos de corrupción que la habían salpicado.

Las causas reales de su muerte

La exsenadora del Partido Polular murió debido a un fallo multiorgánico provocado por un fallo hepático fulminante. En palarbras más comunes para los mortales, Rita Barberá murió a causa de una cirrosis.

La autopsia reveló que Rita sufría problemas muy graves de cirrosis y que el fallo multiorgánico fue provocado por un problema de líquido en el abdomen llamao ascitis y que era provocado por problemas de hipertensión en las venas que traían la sangre a su hígado.

Los días previos

Recordemos que Rita vivía en valencia y que estaba en un hotel en Madrid por asuntos del senado y por tener que ir a declarar por el caso Toula.

El día 21 (dos días antes de su muerte) tuvo que declarar y por la noche pidió para cenar un whisky y un pincho de tortilla. Por la mañana del día 22 se encontraba mal y no acudió a sus compromisos del senado. No alertó a nadie excepto a su hermana que viajó hasta madrid junto a su hijo para acompañarla.

El día 22 la senadora dejó de responder a su teléfono móvil a eso de las 22:00 horas y se acostó pronto sin presentarse a la cena que tenía acordada con el ministro Margallo. Su hermana se quedó con ella a dormir en la habitación.

No fue hasta las 7 de la mañana del día 23 que fue cuando su hermana alertó a los servicios médicos que estaba incosciente. Al llegar intentaros sin éxito reanimarla.

Rita, como siempre nos dejó con la miel en los lsabios, sin saber si de verdad estaba metida en todas las tramas de las que había salido airosa o se había librado por su aforamiento. Algo que se debería eliminar si de verdad todos somos iguales ante la ley como nos venden.

También dejó algunos SMS sospechosos y con amenazas en su teléfono del que probablemente nunca se diga nada y quedará en el olvido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *